Etiquetas

, , , , ,

jhon pugh

En las artes conectadas a la imagen existe un término que ha maravillado a algunos y ha economizado recursos para otros. La ‘trompe l’oeil’ que en francés significa “engañar al ojo” es una técnica ilusoria con una larga historia en el arte occidental. En español se la denomina trampantojo (o «trampa ante el ojo»). Los trampantojos suelen ser pinturas murales realistas creadas deliberadamente para ofrecer una perspectiva falsa. Pueden ser interiores (representando muebles, ventanas, puertas o escenas más complejas) o exteriores, en muros de edificios.

El muralista John Pugh afincado en la localidad de Santa Cruz al sur de San Francisco en el estado Americano de California es considerado uno de los máximos exponentes del movimiento “trompe l’oeil”  ( “ilusión óptica” ). En sus obras se observan tanto elementos formales como alusiones a objetos surrealistas, que tienen la vocación de sumergir al que las contempla en un discurso estético en el que puede participar activamente transformándose en protagonista de la obra.

example-of-trompe-loeil-by-john-pugh

Lo primero que hace John Pugh antes de emprender el proceso creativo es realizar un estudio del lugar físico donde posteriormente desarrollara su obra, así como establecer un canal de comunicacion por el que relacionarse con la comunidad que finalmente acogerá la obra, para el artista este punto es clave a la hora de emprender un proyecto, porque el considera que la manifestación mediante la expresión artística es un catalizador que favorece y tiende puentes entre diferentes culturas.

“Parece casi universal que las personas se deleiten en ser visualmente engañados”, dice John. Y tal vez no se equivoca, pues su obra puede ser admirada desde Nueva Zelanda hasta Hawai…

Anuncios