Etiquetas

, , , , , , , , , ,

El negocio detrás del mundo del arte no es un asunto moderno. Se sabe, por ejemplo, que las culturas griega y romana gustaban de coleccionar piezas de arte y adornar sus palacios y fincas con ellas, aunque el artista no ostentaba un papel principal. Con el paso de los años, el arte se consolidó como muestra inequívoca del poder y de la capacidad económica de una familia, un hecho que decayó con el advenimiento de la Edad Media y el oscurantismo, época que replegó al artista a un discurso artístico religioso…

cambista_mujer


Sin embargo, a partir del siglo XIV y XV, el coleccionismo de arte se convirtió en una actividad personalizada que venía acompañada de una intención política, dando surgimiento a la figura del coleccionista, quien dictaminaba los criterios de colección. La nueva figura del coleccionista volvió a recaer en las figuras de poder, teniendo a la nobleza y a los altos cargos de la Iglesia como personajes dentro de la compra de mercancía artística. Estos personajes, que tendrían la capacidad y el poder de ordenar obras específicas a artistas de renombre, recibieron el nombre de mecenas, quienes, desde una posición de poder, tenía la capacidad de apoyar la carrera de un artista a la par de que se ganaban el trabajo de éste hacia su propia reputación: Da Vinci y Miguel Ángel son ejemplos del mecenazgo. En este periodo de la historia, la incipiente burguesía se internó en el mercado del arte de manera recatada.

leonardo-da-vinci

El Renacimiento ofreció al arte la oportunidad de desarrollarse en una de las etapas más fructíferas, liberales y cambiantes en la historia, y en esta etapa, el Barroco impondría un nuevo estilo de intervenir con el arte. Si bien la Iglesia, tanto católica como protestante, determinó las tendencias del arte religioso, la monarquía ofreció otro camino a los artistas, mismos que se dedicaron a cubrir los deseos de la nobleza como es el caso de Velázquez. La burguesía por su parte, buscaría el protagonismo político y comenzaría a desarrollar ventas públicas de arte y fundaría las primeras casas de subasta, algunas de las cuales hoy son las más importantes: Christie’s y Sotheby’s. En esta época surgirían también los catálogos y especialistas, mismos que convirtieron al negocio del arte en un asunto más selectivo y especializado. Surgieron también los primeros museos encaminados a reafirmar los valores nacionales de la historia, y las primeras galerías de arte. De este modo, el arte se convirtió en una compra y venta constante, un intercambio que en la Edad Contemporánea se transformaría en lo que conocemos como el mercado del arte.

Sotheby+Preview+Work+Tamara+De+Lempicka+Before+7tBgNJgz8JZl

En esta nueva época histórica, el artista ya es “autónomo” de cualquier influencia de grupo de poder, y vende sus obras al comprador a través de tiendas, galerías, concursos, exposiciones o marchantes. Si bien el arte antiguo sigue teniendo pujas de cantidades millonarias, gran número de transacciones contemporáneas se realizan en torno a obras no mayores a los dos siglos, donde el arte moderno o contemporáneo roba la atención de los coleccionistas, siempre en busca de nuevas tendencias y vanguardias.

Compartimos la lista de las colecciones de arte privadas más valiosas en el mundo, donde figuran quienes han hecho su fortuna en los negocios, han volcado sus esfuerzos hacia la compra y venta de arte como símbolo de poder, alimentando su interés genuino en el arte o bien, entendiendo el arte como sólo un negocio más.

Francois-Pinault

Francois-Pinault

François Pinault: Valor de la colección: 1.4 billones de dólares

El empresario de origen francés heredó el emporio de su padre en la industria de objetos de lujo en Europa, y con él a la cabeza, el grupo Kering, ha comprado al grupo Gucci que incluye la marca homónima, YSL, Stella McCartney, McQueen y Balenciaga. Entre su gran emporio, François también puede presumir que es dueño de la marca deportiva Puma, del renombrado viñedo Chateau Latour y de encabezar la fundación Kering Foundation, cuyo trabajo se enfoca en promover la dignidad de la mujer y la protección de sus derechos.

Tableau Losangique II de Mondrian

Tableau Losangique II de Mondrian

Hablando en términos de arte, Pinault es dueño de una de las colecciones de arte más grandes del mundo, contando con más de 2 mil piezas de arte contemporáneo que incluyen a artistas de la talla de Mark Rothko, Andy Warhol, Damien Hirst, entre otros. Su iniciación en la colección de arte comenzó con la compra de Tableau Los angique II de Mondrian.

Philip Niarchos

Philip Niarchos

Philip Niarchos: Valor de la colección: 2.2 billones de dólares

Philip Niarchos es heredero de uno de los magnates más importantes de Grecia de la década de los 80. Stavros Niarchos era conocido por ser un gran despilfarrador de su fortuna, siendo objeto de numerosas acusaciones de asesinatos y por su relación con el mundo de la política. Su primogénito, Philip, heredó una fortuna de 5 billones de dólares y la colección de arte de su padre, quien se cree logró recolectar la mayor colección de Van Gogh, misma que incluye obras como Self Portrait comprado en 71.5 millones de dólares y en otros términos,  Yo Picasso del artista malageño que adquirió por 47.9 millones de dólares.

Self portrait de Van Gogh

Self portrait de Van Gogh

Philip también es una importante figura en el mundo de las instituciones museísticas en el mundo, siendo miembro de la Junta Directiva del Museo de Arte Moderno de Nueva York y miembro internacional del Consejo de la Galería Tate de Londres.

Eli Broad

Eli Broad

Eli Broad : Valor de la colección: 2.2 billones de dólares

Emprendedor y filántropo, mundialmente conocido por ambas características, Eli Broad también posee una importante colección de arte. Eli es el único hombre en haber fundado dos compañías que figuren en el listado de Fortune 500: una lista anual publicada por la revista Fortune que rankea a las compañías según sus ingresos brutos; KB Home y Sun America.

Cabanes a Saintes-Maries de Vincent Van Gogh

Su interés por el arte se remonta a 1973 cuando compró Cabanes a Saintes-Maries de Vincent Van Gogh, para después ampliar su colección con obras de Miró, Picasso y Matisse. Posteriormente, su interés se volcó sobre el arte post-segunda guerra mundial, comprando obras de artistas como: Jasper Johns, Jeff Koons, Damien Hirts, Andy Warhol y Roy Lichtenstein.

Roy Lichtenstein

Roy Lichtenstein

Eli Broad encabeza la fundación Broad Art Foundations cuyo objetivo es convertir 8 mil obras de arte al dominio público, además de “prestar” 500 obras a diversas instituciones culturales alrededor del mundo. Broad pertenece a The Giving Pledge, un grupo de billonarios que han acordado donar por lo menos 50% de su fortuna al morir, aunque el propio Board ha afirmado que donará el 75%.

25th Anniversary Rock & Roll Hall Of Fame Induction Ceremony - Press Room

David Geffen: Valor de la colección: 2.3 billones de dólares

La carrera profesional de Geffen comenzó con un grave caso de dislexia y la falsificación de su título universitario por la UCLA para encontrar su primer trabajo. Tras un primer paso sumido en la mentira y la ilegalidad, Geffen fundó varias empresas multimillonarias: Asylum Records, Geffen Records y Dreamworks Animation Studios. Por si ello no fuera suficiente, Geffen es dueño de 1 billón de dólares en acciones de Apple. 

Woman III. Willem de Kooning

Woman III. Willem de Kooning

El interés artístico de Geffen se ha centrado en el trabajo de artistas estadounidenses, incluyendo a Jackson Pollock, Mark Rothko y Willem de Kooning. Incluso se considera que Geffen es dueño de una de las mejores colecciones de esta escuela de arte en todo el mundo. Prueba de ello es que en 2006 vendió No. 5,1948 de Jackson Pollock y Woman III de Willem de Kooning sin poner en riesgo su título como el mejor coleccionista de artistas estadounidenses de la postguerra. 

Ezra y David Nahmad

Ezra y David Nahmad

Ezra y David Nahmad: Valor de la colección: 3 billones de dólares

La más grande colección de arte la poseen los hermanos Nahmad, a quienes se les considera como las personas vivas que más arte han vendido en los últimos siglos. Su estrategia multimillonaria, pero alejada de todo amor al arte, consiste en lo siguiente: la compra de múltiples obras de arte, mismas que serán guardadas en un depósito para ser vendidas años después, una vez que hayan logrado un aumento drástico en su valor comercial.


Según lo que se sabe, su colección de arte comprende más de 5 mil piezas de arte y se ubica cerca del aeropuerto de Ginebra. Dentro de su pequeña colección, se incluyen por lo menos 300 obras de Picasso, cuyo valor se estima en 900 millones de dólares.

Creo en un juicio final que castigará a aquellos que se atrevieron a lucrar contra este elevado arte… Richard Wagner

Fuentes : Highs nobiety – Cultura colectiva

Anuncios