Etiquetas

, , , , , , ,

El cine, la pintura y la ópera la han retratado como cigarrera díscola, mujer fatal, torera, hasta como transexual, un arquetipo siempre de la mujer dispuesta a todo con tal de preservar su libertad. Una exposición examina ahora todas las facetas del mito y muestra cómo la vieron Picasso, Goya o Picabia

14610906063321

El propósito esencial de esta muestra, comisariada por Luis F. Martínez Montiel y José Manuel Rodríguez Gordillo (recientemente fallecido), es analizar el amplio recorrido del mito de Carmen desde que Mérimée creó el personaje y Bizet lo encumbró hasta las lecturas contemporáneas desde las distintas disciplinas artísticas, “todo ello sin renunciar a los antecedentes que hicieron posible este mito, destacando sus desarrollos artísticos contemporáneos”, explica el director de Casa del Lector, César Antonio Molina.

Entre las piezas que se pueden ver en la muestra figuran varios dibujos de Picasso, pinturas de Sorolla, Picabia, Gris, Zuloaga o Goya, así como la obra de artistas contemporáneos como Luis Gordillo o Antonio Saura. También cuenta con relevantes libros y documentos, como la primera edición de Carmen de Mérimée, un manuscrito de la ópera de Bizet e importante documentación sobre la Real Fábrica de Tabacos de Sevilla, donde se desarrolla la acción de la novela.

simonemassoni

Simone Massoni

Carmen se publicó por primera vez en la Revue des Deux Mondes en octubre de 1845. Su autor, el escritor francés Prosper Mérimée, obtuvo con la novela un relativo éxito, que reeditó de nuevo, ya como obra independiente, en 1846. Unos años después, en 1875, el compositor Georges Bizet basó en aquel relato su ópera homónima sobre libreto de Henri Meilhac y Ludovic Halévy. Con su estreno en la Opéra Comique de París en el mes de marzo de aquel año comenzaría el encumbramiento de su principal protagonista hasta convertirse en un mito de nuestra cultura.

La exposición se divide en distintos ejes temáticos: los antecedentes del mito a través de personajes femeninos de la literatura universal, la visión romántica de la España del siglo XIX,la consolidación del mito de la mujer libre, el análisis de la expansión del mito, a través de la literatura, el cine, las artes plásticas, el ballet, la ópera, el cómic o la publicidad y, por último, una sección dedicada a la mezzosoprano Teresa Berganza, una de las mejores intérpretes de Carmen, a quien se rendirá un homenaje el mismo día de la inauguración.

picasso1949

Picasso

Carmen y Picasso

La huella de la Carmen de Mérimée y Bizet está muy presente en la obra de Picasso, especialmente en las tauromaquias de los años treinta. Tal es el caso, por ejemplo, de Corrida de toros (1934) de la colección del Museo, en la que un toro antropomórfico lucha contra un caballo montado por un picador con cabeza en forma de reloj, símbolo de la muerte. La corrida de toros constituye asimismo el substrato simbólico del libro Le Carmen des Carmen (1964) de Prosper Mérimée y Louis Aragon, ilustrado por Picasso. Si los vínculos de la historia de Carmen con la fiesta nacional ya habían sido sugeridos por Mérimée y Bizet, en Picasso alcanzan su máxima expresión, subrayando así el fatalismo de las relaciones amorosas entre hombre y mujer.

picasso_thyssen_carmen

Picasso

La gitanería dentro de la trama

Una caracterización evidente de los gitanos es su constante búsqueda de lo incierto. Van de aquí para allá, como nómadas, visitan tierras y corazones, y engañan con brujería al pueblo y al amor. Los gitanos sufren su enigmático origen y huyen de los católicos, de los cristianos, de los engañados, de todos aquellos que se sienten perjudicados de uno u otro modo por ellos. Roban aquí y hurtan allá. Son perseguidos, son odiados, son asediados, son maldecidos. Pero viven, luchan y demuestran un poder extra del que carece gran parte de los humanos: no se dejan vencer de nada ni de nadie, logran sus objetivos con retórica y se burlan al final de sus hechos.

andrewatroshenko

Andrew Atroshenko

‘Carmen’ de Prosper Mérimée, es una novela que escrita en Francia hacia el año 45 del siglo XIX logra describir de manera casi perfecta la fisionomía y caracterización interna de los gitanos. En especial de Carmen, una mujer que va en busca de sus ideales y de sus propósitos, una mujer que practica la brujería, que se emancipa de todo hombre, que respeta y quiere a su esposo en las buenas y en las malas, que se defiende cuando la insultan, que hace perder irremediablemente a un hombre que se fija en sus ojos, en sus manías, en sus costumbres y que termina enamorado de ella y de su muerte..

Anuncios