Etiquetas

, , , ,

310696-620-282

Raíces de árbol

Este óleo melancólico que describe los nudos de las raíces de un árbol es considerado el último que pintó Van Gogh antes de suicidarse (Van Gogh Museum, Amsterdam (Vincent van Gogh Stichting))..

Por José Ángel González

¿Por qué Van Gogh se cortó el lóbulo de una oreja?, ¿cuál era la verdadera naturaleza de su enfermedad?, ¿qué diagnóstico y tratamiento aplicaron los médicos del último sanatorio en el que se internó, por voluntad propia?, ¿por qué se suicidó?, ¿lo hizo, como opinaba el escritor Antonin Artaud, porque la sociedad que no le entendía y le empujó a dar el último paso?, ¿fue un accidente?…

Estas son algunas de las preguntas que intentará aclarar la exposición De waanzin nabij. Van Gogh en zijn ziekte (Al borde de la locura. Van Gogh y su enfermedad), la primera que se acerca a las interrogantes psiquiátricas, emocionales y artísticas que todavía no han sido del todo respondidas sobre el genio del arte impresionista, no reconocido ni apreciado en vida. Está organizada por Museo Van Gogh de Ámsterdam —del 15 de julio al 25 de septiembre—.

‘Condición psicológica’

Es la primera vez que una pinacoteca “se adentra en la condición psicológica” del pintor holandés y los organizadores aspiran a la iniciativa ilumine los orígenes de la enfermedad o enfermedades que padecía, la lucha personal que mantuvo contra ellas, la influencia del estado mental del artista en su obra, así como las distintas interpretaciones sobre el suicidio, nunca aclarado del todo, que cometió en 1890, a los 37 años.

El museo ha reunido 25 cuadros y dibujos que Van Gogh pintó en su último año y medio de vida. Son un relato artístico del combate contra la locura y también pueden entenderse como el relato de una derrota. Entre las obras expuestas hay préstamos notables de museos internacionales como el retrato que Van Gogh hizo de su médico, Félix Rey, una obra que procede del Museo Pushkin de Moscú y que se expone por primera vez en el Museo Van Gogh.

fotonoticia_20160630181610_640

El jardín del asilo

‘Miserable’ como persona y ‘malo’ como artista

El médico, que tenía 23 años y llegó a ser especialista en tuberculosis, hacía sus prácticas en el Hospital de Arlés, donde el pintor estuvo internado en dos ocasiones (diciembre de 1888 y enero de 1889), tras el episodio del corte del lóbulo de la oreja. El médico no tenía una buena opinión de Van Gogh, al que calificó de “miserable” como persona y “malo” como artista. Le gustaba tan poco que regaló el retrato que Van Gogh le había entregado como señal de buena voluntad y agradecimiento.

En la exposición también se podrán encontrar cartas originales y documentos nunca antes expuestos, como el informe de la policía y la petición firmada por vecinos de Arlés en 1889 en la que, alarmados por el estado mental del artista y su comportamiento errático, pedían que se ingresara al artista en un sanatorio.

Pintar era el único salvavidas ante su enfermedad Tras este episodio, Van Gogh decidió ingresar de forma voluntaria en el hospital de Saint-Rémy, a 30 kilómetros de Arlés, donde permaneció un año a partir de mayo de 1890. Durante el internamiento no dejó de pintar y de la época se exponen obras como El jardín del asilo o Campo de trigo después de la tormenta, que muestran cómo el trabajo era “el único salvavidas de Van Gogh ante su enfermedad”.

Campo de trigo con cuervos

Campo de trigo con cuervos

El último cuadro

La parte final de la exposición se centra en los detalles y las circunstancias del suicidio del genial artista en la población francesa de Auvers-sur-Oise, en la que se había establecido en un ático tras salir del hospital. En esta sección se incluye la última pintura realizada por Van Gogh antes de su muerte, Raíces de árbol, que, al igual que otras obras de las últimas semanas de vida, muestra una disposición melancólica y de escasa esperanza.

Aclarar algunas de las mitologías más persistentes La exposición tendrá como actividad complementaria un simposio de dos jornadas —14 y 15 de septiembre— dedicado a analizar, desde perspectivas médicas y artísticas, el caso particular de Van Gogh y el de los “genios locos” y la posible relación entre la creatividad y las enfermedades mentales en general. Los organizadores adelantan que la reunión servirá para exponer los conocimientos más recientes sobre la dolencia de Van Gogh y “algunas de las mitologías más persistentes”.

Comparación entre Van Gogh y Munch

Expertos en medicina y psicología se reunirán a puerta cerrada para juzgar desde una perspectiva contemporánea si es posible establecer un diagnóstico en el caso del genial y torturado artista. Los resultados serán presentados en público en una mesa redonda seguida de preguntas abiertas. Historiadores y críticos de arte discutirán luego si un mayor conocimiento de la enfermedad de Van Gogh ayuda a comprender sus logros artísticos y compararán el caso con el de otros creadores como como Edvard Munch, también aquejado de problemas mentales.

 

Anuncios