Etiquetas

, , ,

Un velociraptor recibido, toreado, banderilleado y herido de muerte como si de un espectáculo milenario se tratase. Desmontar con efectos especiales de primera y mucha ironía el argumento más tradicionalista…

“¿No crees que esta práctica pertenece a otra era? Pues no. Todavía existe”, dice la campaña audiovisual de la asociación antitaurina francesa FLAC (Federación de Luchas para la Abolición de las Corridas). En el vídeo, rodado por la agencia de publicidad BETC, se muestran imágenes de un dinosaurio recibiendo las banderillas y estoques de un grupo de matadores en una plaza de toros. La ONG explica que esta tradición “es un espectáculo trasnochado que está muriendo por sí solo en Francia”, pero que recurre a esta campaña porque prefiere “que desaparezca más pronto que tarde”.

La grabación ha superado en sus primeras 24 horas de publicación los 3 millones de reproducciones a través de los perfiles de Facebook de FLAC y de UNIT IMAGE, la compañía de efectos especiales para videojuegos encargada de colocar al dinosaurio en lugar de un toro en las imágenes de una corrida real.

Fue la agencia de publicidad francesa BETC la que se acercó a la asociación antitaurina con esta idea. “Lo propusieron y se encargaron de todos los gastos de producción, que sospecho que han sido bastante elevados”, cuenta Roger Lahana, portavoz de FLAC a través del teléfono.

No es casualidad que la ONG haya decidido lanzar el vídeo en plenas elecciones francesas, confirma Lahana. La intención es la de solicitar al futuro presidente o presidenta de la República que prohíba esta práctica en el 10% del territorio francés en el que todavía es legal.

“Las autoridades del país debe escuchar la opinión del pueblo con respecto a las corridas de toros. El 70% de la población se ha declarado contraria a ellas, pero la mayoría de los parlamentarios son aficionados y la protegen”, explica Lahana. Durante un breve espacio de tiempo, en 2011, los toros se proclamaron Patrimonio Cultural Inmaterial galo.

“En el país solo hay siete grandes plazas de toros, con una capacidad de entre 8.000 y 12.000 personas, aunque casi siempre el aforo no llega a la mitad”, comentan desde FLAC. ¿Por qué entonces luchar contra una tradición que muere por sí sola?: “Hay también una razón económica: cientos de miles de euros de subvenciones van a parar cada años a las ganaderías. Aunque la cantidad no es tan elevada como en España, lo consideramos inaceptable, teniendo en cuenta que nuestra sociedad rechaza la tauromaquia”.

La campaña, creada en francés, inglés y español, fue concebida para ser distribuida en redes sociales. “Pensamos que nos darían la visibilidad suficiente como para atraer el interés de los medios de comunicación tradicionales, como ya está ocurriendo. Organizaciones españolas como PACMA van a compartir el vídeo en sus redes sociales para que siga viralizando”, afirma el francés. FLAC participará el 13 de mayo en Madrid en la manifestación antitaurina: #TauromaquiaEsViolencia.

Anuncios