Etiquetas

, , ,

Dos enormes manos han aparecido en Venecia. Se trata de la última escultura de Lorenzo Quinn. El artista, de 51 años, ha creado dos manos gigantescas para sostener la fachada del hotel Ca S’agredo, uno de los palacios que forman parte del Gran Canal de Venecia…

hands-sculpture-support-lorenzo-quinn-venice-59187469c9810__880

La escultura da la sensación de evitar que el edificio sea tragado por las aguas y se llama Support (soporte). Según su autor, pretende sensibilizar sobre los efectos destructivos del cambio climático. Las manos se han levantado con motivo de la 57º edición de la Bienal de Arte de Venecia.

hands-sculpture-support-lorenzo-quinn-venice-27-5918728c40d12__880

Alteraciones climáticas que en lugares como Venecia sufren desde hace años de manera alarmante. Sus crecidas en los canales y el miedo a que una de las ciudades más bellas del mundo se hunda han inspirado al escultor Lorenzo Quinn, hijo de Anthony Quinn. Su obra no puede ser más simbólica. Unos gigantescos brazos sostienen un antiguo palacete ante el miedo de que se caiga. Los turistas, otro de los peligros que acechan a Venecia, ya tienen un reclamo más para fotografiar.

hands-sculpture-support-lorenzo-quinn-venice-9-59186fa608864__880

El calentamiento global es como una bomba que hay que desactivar antes de que explote. Para crear conciencia sobre este tema, el artista italiano Lorenzo Quinn  ha creado esta escultura monumental. Quinn es conocido por incorporar partes del cuerpo humano en sus obras, y eso ocurre en este proyecto también. “.. Es una declaración visual, para que la gente responda al calentamiento global antes de que sea demasiado tarde. Venecia es una ciudad de arte flotante que ha inspirado a culturas durante siglos..” dijo Lorenzo a Halcyon Gallery  “.. Pero para continuar haciéndolo necesita el apoyo de nuestra generación y de las futuras, porque está amenazada por el cambio climático y el deterioro del tiempo.”

hands-sculpture-support-lorenzo-quinn-venice-25-5918726089b95__880

Reflejando las dos caras de los humanos (la creativa y la destructiva), Quinn apela a su habilidad de hacer un cambio y reequilibrar el mundo que nos rodea. Support evoca tanto la esperanza de sostener el edificio por encima del nivel del agua, como el miedo, resaltando la fragilidad de la situación. “..Quería esculpir la que se considera como la parte más difícil y técnicamente desafiante del cuerpo humano..” dijo el artista. “La mano contiene mucho poder: para amar, odiar, crear, destruir.”

Fuentes:  lorenzoquinn.com | halcyongallery.comInstagram (via: colossal)

Anuncios