Etiquetas

, , ,

Salvador Dalí trabajó con el famoso fotógrafo de Playboy Pompeo Posar, y juntos retrataron esculturales mujeres entre collages surrealistas en una sesión que apareció publicada en 1974…

FireShot Capture 2 - Salvador_Dali_Playboy_.jpg (900×572)_ - http___culturainquieta.com_images_L

En 1973, Salvador Dalí aceptó dirigir una sesión de fotos para la revista Playboy. Tenía entonces 69 años y su amor al dinero era inagotable. “El significado de mi trabajo es la motivación del más puro dinero. Lo que hice para Playboy fue muy bueno y el pago estuvo a la altura de la ocasión”, dijo el genio catalán.

El genio del surrealismo se divirtió a lo grande y estampó su personalísimo sello. Era verano cuando la comitiva de Playboy llegó a la deliciosa costa de Cadaqués, la punta más oriental de toda España, sobre el catalán Mar Mediterráneo. Junto a Pompeo Posar, un histórico fotógrafo de la revista (1921-2004), viajaban cinco hermosas playmates. En Cadaqués, los esperaba, en su casa, el maestro del surrealismo. Posar fue conducido hacia un trono, al costado de una piscina.

1987

La sesión fue prolija y bizarra al mismo tiempo. Dalí preparó cada toma, basándose en sus bosquejos preliminares, dando órdenes de supervisor. Los pobladores de Cadaqués se habían congregado sobre las colinas aledañas: se había corrido la voz de que algo especial sucedía en la casa del maestro.

FireShot Capture 6 - Salvador_Dali_Playboy_7.jpg (550×755)_ - http___culturainquieta.com_images_L

FireShot Capture 5 - Salvador_Dali_Playboy_4.jpg (560×714)_ - http___culturainquieta.com_images_L

FireShot Capture 4 - Salvador_Dali_Playboy_3.jpg (500×776)_ - http___culturainquieta.com_images_L

FireShot Capture 3 - Salvador_Dali_Playboy_2.jpg (465×624)_ - http___culturainquieta.com_images_L

Diez años antes de esta excursión, en julio de 1964, se publicó una entrevista con el “extravagante y excéntrico gran visir del surrealismo”, tal como se lo presentaba. Dalí abría a Playboy las puertas de su extraño mundo, ése donde conviven relojes líquidos con rinocerontes. Y explicaba algunas de las claves de su trabajo: “en la Antigua Grecia, no existía la introspección, no había Freud, no había cristianismo. Agregándole cajones, es posible mirar adentro de la Venus de Milo, dentro de su alma: Dalí crea una versión freudiana y cristiana de la civilización griega”.

FireShot Capture 7 - Salvador_Dali_Playboy_8.jpg (800×577)_ - http___culturainquieta.com_images_L

En las imágenes de Dalí para Playboy se destacan los icónicos huevos, que Dalí había dispuesto por toda su casa y que hoy son un atractivo para los turistas que visitan Cadaqués. Los huevos son objetos recurrentes en su obra, y están relacionados a los recuerdos que Dalí decía tener de su paso por el vientre materno.

FireShot Capture 8 - Salvador_Dali_Playboy_10.jpg (500×652)_ - http___culturainquieta.com_images_L

Fuente: PlayBoy

Fotos de Pompeo Posar

Anuncios